Palabra del año en Inglés 2015

Palabra del año en inglés en 2015

¿Cuál ha sido la palabra del año en inglés este año? Sigue leyendo y descubrirás lo que dicen los diccionarios de Oxford y Collins al respecto.

Palabra del año en inglés en 2015 FacebookCada año, varias instituciones relacionadas con el habla inglesa eligen la que será designada palabra del año en inglés, por ser la que mayor impacto ha generado durante los correspondientes 365 días. En el artículo de hoy nos vamos a centrar en las selecciones realizadas por dos de los diccionarios británicos más importantes: el de Oxford y el de Collins:

Oxford

Como sabrás si nos sigues en Twitter, la elegida como palabra del año en inglés no ha sido otra que “emoji (procedente de la fusión de dos términos japoneses: e, o imagen , y moji, o personaje), que no es otra cosa que la evolución de los antiguos”emoticonos“. La diferencia es que éstos se componen de elementos tipográficos (como por ejemplo unir los dos puntos con un paréntesis para representar una cara triste o alegre) mientras que los aquéllos son esos muñecos más elaborados que ganaron popularidad en los tiempos del Messenger y que ahora todos tenemos en nuestros teléfonos.

En cuanto al resto de vocablos que componen la lista de candidatas a palabra del año en inglés para Oxford, tenemos las siguientes:

Finalista a palabra del año en inglés número 1:

Ad blocker: es el nombre que tienen los programas informáticos que bloquean la molesta publicidad emergente que nos encontramos a menudo al navegar en internet. El término comprende dos palabras: ad, que es una abreviatura de advertisement (que significa “anuncio”), y blocker, palabra en la que añadimos al verbo block (bloquear, como habréis sospechado) el sufijo “-er”, que añade el significado “persona o cosa que hace”. Así, la traducción del término sería “bloqueador de anuncios”.

Finalista a palabra del año en inglés número 2:

Brexit: término en el que se funden Britishexit (que, como casi todos sabréis, significa “salida”) y que da nombre a la posibilidad, anhelada por una porción significativa de la población británica, de abandonar la Unión Europea.

Finalista a palabra del año en inglés número 3:

Dark Web: esta “red oscura” se refiere a una serie de páginas no encontrables a través de buscadores y cuya dirección IP queda encriptada, de modo que resulta muy complicado llegar a saber quién se encuentra detrás de ellas. Podéis leer información al respecto en inglés y en español.

Finalista a palabra del año en inglés número 4:

Lumbersexual: tras el célebre metrosexual, llega esta nueva tendencia que, haciendo referencia a los leñadores (lumberjacks), definir una estética para hombres, caracterizada por una vuelta a una imagen más ruda y masculina.

Finalista a palabra del año en inglés número 5:

On fleek: caso curioso el de una expresión que incluye una palabra, fleek, que en realidad no existe. Ello no ha sido obstáculo para que alcance la notoriedad suficiente como para que Oxford haya decidido incluirla en esta lista. ¿Cuándo usarla y para qué? Pues para referirnos a algo que está en perfecto está en perfecto estado de revista, que tiene una apariencia ideal. Por poner un ejemplo, una chica le podría decir a su amiga que hoy tiene el pelo “on fleek” a modo de cumplido.

Finalista a palabra del año en inglés número 6:

Refugee: un término de tristemente rabiosa actualidad a causa de la crisis siria. Efectivamente, significa “refugiado”. Como curiosidad, si eres lo suficientemente mayor, recordarás a un grupo de rap que tuvo muchísimo éxito a mediados de la década de los ’90 llamado The Fugees, cuyo nombre era una abreviatura del término al que nos referimos ahora.

Finalista a palabra del año en inglés número 7:

Sharing economy: “consumo colaborativo” en español, se refiere a un tipo de intercambio privado de bienes y servicios entre usuarios que se lleva a cabo a través de la red.

Finalista a palabra del año en inglés número 8:

They: como es sabido, they es un pronombre de uso muy común con el que podemos referirnos a varias personas que conforman el sujeto de una oración; sin embargo, el uso que le ha llevado a figurar en esta lista tiene una particularidad: la función dentro de la oración es la misma, pero refiriéndose a un sujeto singular cuyo género desconocemos a fin de evitar la verbalmente poco  económica alternativa “he or she“. Por ejemplo, a student will pass their examination if they answer over 50% of the questions correctly.

Collins

Vayamos ahora con la lista de otro de los diccionarios de referencia. En este caso, la palabra a la que se le ha concedido la distinción de palabra del año en inglés es binge-watching. Binge es una palabra utilizada para referirnos a la realización de una actividad de manera compulsiva.

El uso más frecuente es el de binge-drinking, actividad muy común entre la gente joven, que decide beber mucho y muy rápido, normalmente con la intención de alcanzar el grado de ebriedad idóneo (y habitualmente con el resultado real de acabar, como se diría vulgarmente, “como las Grecas”). Al hilo de esto, la famosa cerveza Duff, de Los Simpsons, utilizaba como eslogan para sus anuncios la frase “binge responsibly“. También se suele utilizar como binge-eating para hablar de lo que sucede con determinados trastornos alimenticios.

¿Qué significa binge-watching entonces? Pues es una actividad que consiste en ver capítulos de una serie de manera continuada e ininterrumpida, probablemente a costa de unas valiosas horas de sueño. En una época en la que las series están tan en boga como la actual, todos hemos pecado de esto en alguna ocasión. Hasta tal punto que numerosas celebridades se han sumado a una paródica campaña de concienciación al respecto:

 

Pasamos, a continuación, a comentar el resto de candidatas a palabra del año en inglés que integraron el top ten para Collins:

Finalista a palabra del año en inglés número 1:

Dadbod: lo que en España se vino a traducir como “fofisano” en inglés junta las palabras “dad” (papá) y “bod” (abreviatura de “body“, o cuerpo). En otras palabras, este “cuerpo de padre” define a alguien al que, posiblemente a causa de la edad, le sobra algún kilo sin que ello impida resultar razonablemente atractivo.

Finalista a palabra del año en inglés número 2:

Shaming: literalmente “avergonzar”, expresa una acción consciente y deliberada de señalar públicamente a alguien por un comportamiento percibido como negativo. Muy frecuentemente empleado para referirnos al fat-shaming y al slut-shaming en el que se procede a humillar a las personas con sobrepeso y a las mujeres presuntamente promiscuas respectivamente.

Finalista a palabra del año en inglés número 3:

Corbynomics: aquellas medidas económicas defendidas por Jeremy Corbyn, el nuevo líder del Partido Laborista británico. Naturalmente, es un juego de palabras entre su apellido y “economics“.

Finalista a palabra del año en inglés número 4:

Clean eating: “comer limpio” es una filosofía de vida que promulga los beneficios de seguir una dieta consistente en alimentos naturales y no procesados.

Finalista a palabra del año en inglés número 5:

Ghosting: este “fantasmeo” no tiene nada que ver con lo que entendería un hablante español. Por el contrario, define una manera de terminar una relación con una persona, consistente en convertirse en “invisible” al ignorar todo intento de comunicación. En otras palabras, no contestar a las llamadas o mensajes de ningún tipo hasta que la otra parte se dé por aludida y/o vencida, decidiendo desistir.

Finalista a palabra del año en inglés número 6:

Swipe: se trata de un verbo que se refiere al movimiento de pasar el dedo por la pantalla de un dispositivo electrónico como un teléfono móvil o una tableta. Hasta el advenimiento de la tecnología digital, se solía usar para hablar del movimiento de pasar una tarjeta de cualquier tipo por la correspondiente ranura.

Finalista a palabra del año en inglés número 7:

Contactless: en primer lugar, aclarar que el sufijo -less añadido a un sustantivo significa “sin”, con lo que la traducción literal de este término sería “sin contacto”. Este término se ha creado para dar nombre a la tecnología que permite efectuar pagos mediante radiofrecuencia, haciendo innecesaria la utilización de firmas o números PIN.

Finalista a palabra del año en inglés número 8:

Manspreading: término compuesto por “man” y “spreading” (palabras que significan “hombre” y “extender” respectivamente), utilizado para referirse a los hombres que se sientan en transportes públicos ocupando más espacio del necesario por medio de una apertura excesiva de sus piernas.

Finalista a palabra del año en inglés número 9:

Transgender: en español traducida como “transgénero”, esta palabra es empleada para denominar a las personas que no se identifican con el género correspondiente a su sexo.

Summary
Palabra del año en inglés en 2015
Article Name
Palabra del año en inglés en 2015
Description
¿Cuál ha sido la palabra del año en inglés este año? Sigue leyendo y descubrirás lo que dicen los diccionarios de Oxford y Collins al respecto.
Author
BeLingua
2 comentarios
  1. Miguel Fernández
    Miguel Fernández Dice:

    Pues en mi caso había escuchado pocas, pero gracias a vosotros ya estoy puesto al día.

    Una que conocía de antes era “binge”, ya que en los 90 Metallica publicó un DVD con el escatológico título “Live Shit: Binge & Purge”.

    Con respecto a las tecnológicas, adivino que para el año que viene “cryptolocker” entrará en la lista. Así se le llama a la amenaza que encripta tus ficheros, de manera que sólo se pueden recuperar pagando un soborno a cambio de la clave de desencriptación. Este tipo de amenazas eran llamadas “ransomware” en general, pero se han desmarcado tanto del resto que se les ha atribuido un nombre propio.

    Muy buen artículo, yo soy más de Collins, la verdad, pero Oxford tiene un material fabuloso también.

    Responder
    • Belingua
      Belingua Dice:

      Muchas gracias Miguel por comentar. Los fans de Metallica conocemos esa palabra como bien dices.
      Respecto a las tecnologías, cada año aparecen palabras nuevas, ya sea selfie o la nueva tendencia hipster de turno.
      Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*