Entradas

Presente continuo para futuro

Continuamos hablando del futuro en nuestro blog. En esta ocasión, nos vamos a dedicar a analizar el presente continuo para futuro, que suele generar dudas

Tras haber hablado de si hay que utilizar will o be going to (aquí), hoy veremos cuándo utilizar el presente continuo para futuro. Los estudiantes de inglés suelen tener problemas con este tiempo. Principalmente porque lo asocian al uso tradicional del presente continuo. Suele costar asimilar que podamos usar este tiempo para referirnos a acciones que no están sucediendo en el momento de hablar sino que pasarán más adelante.
 

Puedes suscribirte a nuestro podcast en iVoox aquí.

 

Presente continuo para futuro - facebook

 

Cuándo utilizar el presente continuo para futuro

Usamos el presente continuo para futuro para lo que llamamos arrangements. Algo está arranged cuando está planificado y organizado. Cuando todos los cabos están atados. Cuando está confirmado el sitio, el día, la hora, lo que se va a hacer, con quién, etc.

I’m travelling to New York next month.

We’re playing football on Saturday, would you like to come?

The President is giving a speech this evening.

 

 

Cuándo NO utilizar el presente continuo para futuro

No lo utilizamos cuando el verbo es to be:

I’m going to be in New York next week en lugar de I’m being in New York next week.

Tampoco lo utilizamos cuando nosotros (o quien realice la acción) no tenemos control sobre la acción. Esto tiene sentido ya que, si no tiene control sobre la acción, no puede planificarla ni organizarla.

According to the scientists, the satellite is going to fall to Earth this evening en lugar de According to the scientists, the satellite is falling to Earth this evening.

 

 

Diferencias entre el presente continuo para futuro y be going to

Hay gente que piensa que la diferencia está en la cercanía temporal de la acción que se va a realizar. Sin embargo, esto no es así. Básicamente, la diferencia es el grado de certeza y/o si se han llevado a cabo los trámites necesarios (que, a menudo, conllevarán que haya otras partes involucradas). Be going to, como dijimos la semana pasada, expresa un plan o una intención. Pero es algo que no ha sido organizado aún, cuyos trámites están todavía por llevar a cabo. Veamos algunos ejemplos:

I’m going to travel somewhere exotic on my next holiday.

I’m travelling to Thailand in August.

 

En el primer caso, no sabemos el sitio, no sabemos las fechas exactas (puede que ni sepamos en qué mes vamos a tener nuestras vacaciones). Naturalmente, no tenemos reservado el vuelo ni el hotel, no hay itinerario previsto. En resumen, es una decisión premeditada y tomada antes de hablar (al contrario de lo que sucedería con will, como vimos la semana pasada) pero no están fijados los detalles. En el segundo, en cambio, no solamente sabemos que queremos realizar esa acción sino que también conocemos todo lo relativo a ella: ya tendríamos los billetes, el hotel, sabríamos fechas, horas, sitios, etc.

I’m going to buy a new car.

I’m buying the car on Friday.

 

Igual que en el caso anterior, la frase con be going to nos habla de querer comprar un coche. Hemos tomado la decisión, pero desconocemos los detalles. Sin embargo, la segunda transmite una mayor certeza: no sólo hemos decidido que necesitamos un coche nuevo sino que ya sabemos con exactitud cuándo lo vamos a hacer (y probablemente sepamos cuál va a ser, dónde vamos a realizar la adquisición, puede que hasta hayamos concertado una cita con el concesionario…).

 

 

Presente simple para el futuro

Ya sabemos los usos habituales del presente simple (aquí). Sin embargo, también es posible encontrar alguna situación en la que el presente simple se utiliza para hablar del futuro. Si el presente continuo para futuro se refería a algo fijo y con todos los detalles concretados, el presente simple para futuro se utiliza si nos referimos a algo que sigue un horario oficial. Es típico al hablar de horarios de vuelos y trenes, eventos, etc:

My flight leaves at 10.

The movie starts at 7.

The conference finishes in half an hour.

 

 

 

 

Diferencias entre presente simple y presente continuo en inglés

Tras haber repasado el presente simple la semana pasada, nos disponemos a ver qué diferencias existen entre el presente simple y presente continuo

En nuestra anterior entrada, hicimos un repaso exhaustivo del presente simple. Sin embargo, se nos quedó algo importante: cuándo usarlo en comparación con el otro tiempo de presente, que es el presente continuo. ¿Cuáles son las diferencias entre presente simple y presente continuo, pues? Veamos:

Puedes suscribirte a nuestro podcast en iVoox aquí.

Diferencias entre presente simple y presente continuo en inglés - Facebook

Cómo formar el presente continuo

Para formar el presente continuo, hay que usar el verbo to be en el presente simple seguido del verbo principal en su forma -ing. Por ejemplo, I’m singing, she’s eating, they’re drinking.

Como ya vimos, el verbo to be en presente no utiliza auxiliares. En este caso, de hecho, funcionará como un verbo auxiliar:

I’m not singing, she isn’t eating, they aren’t drinking; are you studying? are we working? is he running?

 

Usos del presente simple

Hay diferencias en el uso de presente simple y presente continuo. El presente simple se utiliza en diversas situaciones, que no son exactamente iguales pero están en cierto modo relacionadas:

  • Para narrar hábitos y rutinas. Por ejemplo, I wake up at 7 / My friends play football on Saturdays.
  • Cuando queremos referirnos a algo que sucede con una cierta periodicidad. Son habituales adverbios de frecuencia como always, usually, normally, often, sometimes, occasionally, hardly ever o never; igualmente, expresiones de tiempo como every day/week/month/year, once/twice a day/week/month/year, every two weeks/months/years… Por ejemplo, I always watch TV in the evenings / My sister never goes to the gym / We go running twice a week.
  • Situaciones permanentes: I live in Málaga (vivo en Málaga desde hace tiempo y preveo seguir haciéndolo mucho tiempo).
  • Verdades universales. O, en otras palabras, cosas que, simplemente, son así. London is in England / The Moon revolves around the Earth.

 

En definitiva, con el presente simple no nos referimos a situaciones que se están dando en el momento de hablar.

 

Usos del presente continuo

El presente continuo, resumiendo, sería justo lo contrario que hemos dicho en la última frase del epígrafe anterior. Profundizando un poco más, podemos decir que el presente continuo se utiliza en las siguientes situaciones:

  • Para referirnos a algo que sucede justo en el momento de hablar. También hay expresiones que aparecen con mucha frecuencia junto al presente continuo, como now, right now, at the moment, currently… Por ejemplo: I’m working at the moment / I’m having dinner right now.
  • También podemos usarlo para hablar de una situación que, si bien no está sucediendo justo en el momento de hablar, sí se desarrolla en el período de tiempo actual. Por ejemplo, imaginemos una situación en la que estás con un amigo tomando algo y dices esto: I’m looking for a new job. El hablante no estaría buscando trabajo justo en el momento de hablar, ya que está con su amigo en la cafetería. Sin embargo, estaría hablando de algo que sucede dentro de este período de tiempo que podríamos denominar “la actualidad”.
  • Situaciones temporales: I’m living in Germany (en este caso, transmitiríamos que llevamos poco tiempo en Alemania y que sabemos que, probablemente en no mucho tiempo, nos iremos a otro sitio).
  • Y aquí nos encontramos con un uso un poco particular. Con expresiones como always, all the time o constantly, podemos utilizar el presente continuo para hablar de acciones que se repiten con mucha frecuencia sin que necesariamente estén sucediendo en el momento de hablar, para expresar es un cierto cabreo provocado por la (a nuestro juicio) excesiva frecuencia con la que la acción sucede. Así, por ejemplo, si dices My children are fighting all the time, a lo mejor tus hijos no están peleándose ahora pero sí lo hacen con frecuencia y quieres expresar tu enfado al respecto.

 

Verbos de estado

Imaginemos que tienes sed. ¿Qué dirías si tuvieras que elegir entre presente simple y presente continuo?

I want a glass of water.

I’m wanting a glass of water.

 

Hablamos de querer un vaso de agua ahora, en el momento de hablar. Por ello, la lógica diría que, entre presente simple y presente continuo, la opción correcta es la segunda. Sin embargo, poca gente optaría por ella a la hora de la verdad (y con buen criterio). ¿Por qué? Porque esto es lo que se conoce como un verbo de estado, que se caracterizan por no ser utilizados por regla general en tiempos continuos aunque en principio fuera lo que correspondería.

 

Los verbos de estado son los siguientes:

  • Relacionados con los sentidos: see, hear, taste, smell… (en cambio, watch o listen no son verbos de estado).
  • Aquellos que tienen que ver con procesos mentales: think, believe, realise, remember, understand, know, suppose, mean…
  • De posesión: own, belong, have, possess
  • Verbos de emoción: care, like, need, prefer, want, love, hate…
  • Otros verbos: contain, depend, matter…

 

Sin embargo, hay que tener cuidado. Algunos de estos verbos pueden usarse con distintas acepciones, en cuyo caso dejan de ser verbos de estado y se pueden usar en tiempos continuos. Veamos un par de estas excepciones:

  • Think. Puede referirse a tener una opinión (verbo de estado) o a la acción de tener algo en la cabeza (verbo de acción). I think she’s very nice (verbo de estado) / I’m thinking about my exam (verbo de acción).
  • Have. Puede significar poseer (verbo de estado) o se puede usar en multitud de otras expresiones (verbo de acción). I have a car (verbo de estado) / I’m having a shower/dinner/fun/a good time (verbos de acción).

 

En cualquier caso, en general no suele haber problemas con esto a la hora de elegir entre presente simple y presente continuo. Resulta bastante instintivo, por lo que no es un asunto que deba preocuparos demasiado.